Y se rió el mimo (payasadas)

22 septiembre, 2012

Y se rió el mimo (payasadas)
Noto el recorrido de este sudor tan frío. Obstáculo de tontos, vida de inútiles. Este sudor frío, iniciado en la frente, recorriendo las vértebras, descansando en los pies.

Los sesos arden y la pistola en los dedos se resbala, como el mercurio en las manos, que tiemblan.

Un salto grande, quiero que se ría un payaso. Se mueve sólo en sus noches de amargura, aguantando su asqueada sombra con una pistola en la mano.

La lluvia ha mojado siete letras, nada más y nada menos que siete. Por culpa de las gotas no he continuado con mi función. Miserable que soy; este andén parece infinito. ¿Cuándo dejaré de pensar en payasotes y veré la luz del final? Quedan solo cinco segundos. 



Y se rió el mimo de su pistola invisible.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.